Chile: Los Perros, Considerados Los Mejores Amigos Del Hombre, Hacen Que Los Infantes Autistas Acudan Sin Temor Al Dentista

Diego Rosales, un niño con padecimiento de autismo, de cuatro años de edad, sus dientes de estaban creciendo y un odontólogo, tres enfermeras y un enfermero intentaron de mantenerlo  quieto en el sofá para la revisión de su dentadura. Fue muy complicado para los profesionales.

El niño muerde mucho, no puedo examinar “, le señaló el dentista a Verónica Narváez, mamá del niño.

Los parientes de niños autistas dicen que llevarlos al dentista es un calvario: se resienten la luz en el sofá, la vibración del taladro, complica el espacio de trabajo; No colabora en abrir la boca y morder.

En ciudadano chileno de 52 años Raúl Varela, quien igualmente tiene un hijo con autismo, inició  la aplicación de una técnica insólita en su país hace algunos años y ha que dado buenos resultados para diversas familias: la utilización de canes terapéuticos que escoltan a lo largo del tiempo durante la visita a su dentista.

El niño Diego, que ahora tiene nueve años, fue últimamente presentado a “Zucca”, un perro labrador negro,  adiestrado por Varela. Y los temores al dentista cambiaron.

Al día siguiente, cuando Diego llegó a la oficina, Zucca lo esperaba y se acostó en sus piernas todo el tiempo. Diego no pareció darse cuenta en el momento que lo anestesiaron y extrajeron un diente, que finalmente el niño recibió su premio en una cesta en representación de ratón.

La psicóloga Jennifer Puglisevich, de la Universidad de Chile, afirmo que los niños con autismo se caracterizan por tener problemas para comunicarse e interactuar. Pero, por lo contrario a ello manifestó, que desarrollan un vínculo con los perros, principalmente las hembras, ya que por lo general son pacientes.

Hace 10 años aproximadamente, Varela adquirió  a la perrita “Negra”, un labrador de 11 meses, para estar con su hijo Raúl. La perrita fue adiestrada y adaptada un arnés para unir a los dos y ayudar a sujetar al niño en situaciones, trata de salir de casa.